Hacer regalos

Me gusta hacer regalos. Sobre todo cuando son regalos personales, para los que tienes que pensar y trabajar. No le quito el mérito a regalar una camiseta, o una botella de colonia, pero disfruto como una vaca conspirando para hacer un regalo en grupo, o creando o personalizando un regalo por mis propios medios. Te diviertes haciéndolo, y normalmente gusta. Buscar un libro especial, algo que sabes que le puede hacer ilusión, una experiencia… todo esto aporta cosas al que hace y al que recibe el regalo.

Por ejemplo, lo último que he regalado (fruto de una conspiración entre amigas) ha sido una taza con foto, un botellín de cerveza rara y una camiseta graciosa. La taza no llegó a tiempo, y le pusimos una de cartón, el botellín iba dentro de una caja de regalo para libros y uno de los asistentes a la fiesta llevaba una camiseta como la que le regalamos al cumpleañero. Todo esto además, en total y absoluto secreto. Al final lo sabíamos todos menos el homenajeado :P

También experimenté con las tartas de chuches. Compré una base de porexpan en los chinos y me planté en una tienda de chucherías a granel para comprar las que nos gustan y hacerla personalizada. Vale, lleva trabajo, pero y lo que disfruté haciendo la tarta y comiéndome las pocas chuches sobrantes? :P

Otro tipo de tarta con la que hemos experimentado este año (y digo hemos porque la hicimos entre muchas) ha sido la tarta de pañales. Pedazo regalo para unos papás recién estrenados. Y si a ellos les gustó, ni os cuento a nosotras: los ratos que pasamos comprando las cosas, investigando y haciendo las tartas fueron divertidísimos.

Y a ver, que no todo son tartas decorativas. Tartas de comer también he regalado. De hecho este mismo año, un amigo recibió por su cumpleaños mi primera (y por ahora única) tarta de fondant con forma de regalo, con su lazo y todo.

Los trabajos manuales también entran dentro de mis regalos preferidos. Algunos de mis sobrinos postizos han recibido una mantita bordada como regalo de bienvenida, y otras un vestidito bordado en nido de abeja, gracias a la inestimable colaboración de mi madre.

También recuerdo hace ya muchos años, que a mi hermana le hice una camiseta con una composición de una foto de Alejandro Sanz y otra de ella.

Como estas cosas, he llegado a hacer muchas. Por ejemplo, si lo que se regala es un vale, o un bono para una cena o un spa, lo ideal es adornarlo un poco. A lo mejor con una tarjeta personalizada, meterlo dentro de una caja mágica (muy divertido si eres la única que sabe abrirla), envolverlo en muchos papeles, poner mensajitos… Sobre todo lo de poner muuuuchos papeles de regalo, cajas, bolitas de papel… Llegó un momento que en los cumpleaños el que abría el regalo ya me miraba a mí con cara de “has sido tú”. Era la marca de la casa :D

De hecho, creo que me gusta más regalar que recibir regalos. Ojo, que con esto no quiero decir que no me guste ( espero alguno por mi cumpleaños :P ) , si no que para mí resulta muy entretenido y gratificante trabajarme un regalo para otra persona :D

Categorías: manías | Etiquetas: | Deja un comentario

Cosas que me hacen sonreir

Es lo que tiene buscarle el lado positivo a las cosas.

Que me congele con el aire acondicionado de la oficina, quiere decir que me puedo tomar tranquilamente mi infusión calentita a media mañana :D

Categorías: Cosas que me hacen sonreir | Deja un comentario

Cosas que me hacen sonreir

El anuncio del enchufe que no puede ver la tele: ” que quiten el sofá o que la apaguen”

Me encanta :D

 

Categorías: Cosas que me hacen sonreir | Etiquetas: , | Deja un comentario

Abrazos

Ya he contado en otras ocasiones que a mí esto de los abrazos no se me da del todo bien. Y que conste que lo estoy trabajando.

No es que los dé mal, hasta ahora nadie se ha quejado :P pero sí me cuesta darlos y recibirlos. No tengo demasiado claro el porqué: vergüenza, no querer demostrar una supuesta debilidad, no molestar, no mostrar emociones,… la lista puede ser larga.

La cuestión, que como he dicho, estoy trabajando e investigando un poco el tema abrazos. Y para eso Internet es toda una mina. Se pueden encontrar puntos de vista para dar y regalar, preguntas sin respuesta, gente con problemas, … Pero a veces mirando por Internet puedes dar con algo interesante, y eso es lo que me ha pasado.

En una de las búsquedas he encontrado la documentación para hacer un taller de abrazoterapia. Había oído hablar de la gente que reparte abrazos gratis, que supongo que será parte de esta técnica, pero de la abrazoterapia en sí no había oído hablar nunca.

Así que, ni corta ni perezosa, me he bajado el documento, le he echado un vistazo, y me ha parecido tan interesante, que he decidido compartirlo.

Se trata de un taller para trabajar con personas mayores, pero por lo que he leído, creo que se puede aplicar a cualquier edad. Explica qué es y en qué consiste la abrazoterapia, explica ejercicios a hacer, y tipos de abrazo.

Esto último me ha encantado, sobre todo la forma de ilustrarlo, con dibujos de osos. El animal más adecuado a la hora de tratar el tema. Para mí son los osos o los koalas. Los osos por lo del abrazo de oso, los koalas porque sólo con verlos te entran ganas de cogerlos y achucharlos cual peluche :P

Aunque facilito la dirección web del documento, me han hecho tanta gracia los dibujos, que he decidido ponerlos

 

15-7-2014 14.7.58 13 15-7-2014 14.7.1 18 15-7-2014 14.7.20 14 15-7-2014 14.7.20 19 15-7-2014 14.7.26 11 15-7-2014 14.7.28 15 15-7-2014 14.7.33 20 15-7-2014 14.7.38 16 15-7-2014 14.7.47 12 15-7-2014 14.7.48 17

 

Categorías: manías | Etiquetas: , | Deja un comentario

Si es que el mundo es un pañuelo…

… y dicen que Mallorca, un moco en el pañuelo :P

En esta isla siempre acabas coincidiendo con alguien que conoce a alguien. Así que hay que pensárselo dos veces antes de poner verde a una persona delante de un desconocido, porque las probabilidades de que le vayan con el cuento son bastante altas.

Y eso de encontrarte con una persona que conoce a otra que conoces te puede pasar en cualquier lado, aunque hay sitios donde lo de entablar conversaciones con desconocidos es más habitual. Quitando los más obvios, resulta que un lugar que invita a conversar es el vestuario de una piscina o un gimnasio. Digo yo que es por la situación en sí, y porque después de nadar hay gente que tiene muchas ganas de hablar

Y en esas me he encontrado yo esta mañana. Salía yo de la ducha, toda relajada y en mi mundo, bien arropadita en mi albornoz, cuando he oído que alguien me decía: “perdona, sabes algo de esto de los robos en las taquillas? ” Por supuesto, le he contestado, que no es cuestión de ser maleducada. Pues a partir de esa simple pregunta, la cosa ha evolucionado a los robos en las oficinas, de ahí a los robos de portátiles, de eso al servicio de informática y de ahí a “tal persona nos lleva la informática” y venga, adivinad qué : con esa persona coincidí en un trabajo hace algunos años. 

Así que eso de la teoría de los 6 grados en un sitio como Mallorca creo que se debe reducir a 2 o 3 como máximo, y si alguien no se lo cree, que lo compruebe, que seguro que se convence.

Categorías: vivencias | Etiquetas: | Deja un comentario

Blog de WordPress.com. El tema Adventure Journal.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 116 seguidores