Recuerdos de una vida: Mi bisabuelo fue marino mercante

Cuando tu madre es mayor y sufre demencia, intentas que se entretenga con una cosa o con otra. el otro día tocó mirar fotos antiguas (que darán para más de una entrada del blog). Tras ver algunas fotos de su madre y sus tías en plan felices años 20, había una foto pequeña de su abuela. Le pregunté por su abuelo materno, y me contó que era marino.

“Marino de pescar o marino mercante?” le pregunté.

“No, no, marino mercante” respondió ella

Yo recordé entonces haber oído alguna vez a mi abuela contar que su padre había sido marino mercante y que estaba largas temporadas fuera de casa. Podéis imaginar lo que debía ser trabajar en en barco a principios del siglo XX? Porque mi abuela nació en 1909 y era la pequeña de no sé cuantos hermanos.

Grandes barcos a vapor, cargados de mercancías hacia las américas. Meses y meses fuera de casa. Cómo debían ser las condiciones de trabajo de un marino de esa época. Porque no creo que fuera capitán, ni almirante, si no un marino raso. Debía cuidarse de las calderas? o de limpiar la cubierta como se ve en las películas de época.

Es curioso que nadie de la familia de mi abuela haya seguido con la profesión del patriarca. O quizás no. Quizás vieron que no era un trabajo cómodo, que tenían que estar lejos de la familia durante mucho tiempo,… o quizás coincidió que cuando fueron lo suficientemente mayores cambiaron als cosas en España: una república, una guerra, una dictadura…

Me quedaré con las dudas, porque la memoria de mi madre es la que es, y mi abuela hace más de 20 años que murió. Me quedaré con las dudas, pero en mi imaginación estará mi bisabuelo marino mercante con su gorra y su pipa, cual capitán Ahab de provincias

Recuerdos de una vida: el emigrante

Mi padre siempre contaba la aventura que fue para él venir a Mallorca cuando era un niño. Lo explicaba todavía con una sonrisa en la boca. Y es que emigrar cuando eres un niño no debe ser lo mismo que hacerlo cuando eres adulto.

Mis abuelos paternos vivían en Génave, un pequeño pueblo en la Sierra del Segura, provincia de Jaen. Mi abuelo era zapatero y mi abuela no trabajaba. Después de la guerra civil las cosas se pusieron muy difíciles en el pueblo y prácticamente todos sus habitantes, mis abuelos y mi padre incluidos, decidieron emigrar a Mallorca

Los recuerdos de mi padre son los de un niño de unos 8 años. Siempre contaba que “parecían gitanos”, haciendo referencia a los titiriteros de las películas antiguas que viajaban en caravanas con toda su vida a cuestas. Que nunca había cogido un tren, y que antes de entrar ellos en el vagón, tiraron dentro todos los bultos. Recordaba riendo cuando vio el mar por primera vez, y uno de los que viajaban con ellos soltó un “Ostia, que alberca más grande”. Y recordaba que los primeros meses vivieron en casa de un tío suyo hasta que pudieron conseguir alojamiento.

Eran los años de la postguerra. Sí que había más trabajo en Mallorca que en Jaén, pero eso no quiere decir que nadaran en la abundancia. Sus recuerdos continuaban con las compras en el mercado, yendo con su madre, y regateando los precios, o comprando fruta y verdura que ya empezaba a estar pocha porque el precio era menor. Recordaba perfectamente la olla de boniatos que había perpetuamente en el fuego y que hizo que los odiara a muerte. Sus idas al campo con su padre a recoger toda hierba y frutos comestibles.

La vida de un emigrante en la postguerra no era fácil, pero cuando el que lo cuenta era un niño, sus recuerdos dejan atrás las penalidades, o simplemente las recuerda como una anécdota más en el camino

Se lo ha planteado?

Hoy he oído en la radio que en Gran Bretaña ya ha muerto más gente por COVID que británicos durante la Segunda Guerra Mundial

También he oído a un médico decir, a las 8 de la mañana, que en su hospital habían muerto 5 personas de COVID durante la noche

Se contabilizan más de 400 muertos diarios en España desde hace días

Más de 2 millones de muertos, que se sepa, a nivel mundial desde que empezaron los contagios

Y todavía hay gente que no lleva la mascarilla, la lleva mal, pasa de guardar la distancia y cree que lo importante es “su libertad”.

Pero la libertad de uno acaba donde empieza la de otro. O cuando ese uno muere. O cuando contagia a alguien que muere. Ese uno, se lo ha planteado?

Cosas que me hacen sonreír

Después de tres meses de baja, y uno de teletrabajo, hoy he tenido una vídeo-reunión con un compañero que estaba en la oficina. Estábamos hablando y de repente han empezado a pasar todos mis compañeros y compañeras de trabajo por detrás para saludarme con la mano

Esto hace sacar una sonrisa a cualquiera