La historia es cíclica

O eso es lo que dicen, que al final la historia se repite, que los acontecimientos acaban siendo los mismos cada cierto tiempo. Pero por qué? Pues según mi teoría, porque la gente no piensa, no estudia historia y porque el egocentrismo campa a sus anchas.

Ya hace tiempo que me da miedo la existencia de los neonazis en Alemania y Austria, los partidos de ultraderecha en los países del este de Europa, o el auge de Le pen en Francia o de la Liga Norte en Italia.  Así que desde que empezaron a hablar de un nuevo partido de ultraderecha y empezaron a dar en las noticias las colas de gente yendo a la tumba de Franco, el temor y las malas vibraciones se apoderaron de mí.

Vaya por delante que no he leído el programa de esta gente para las elecciones andaluzas, así que sólo puedo opinar de lo que he visto en las noticias, y lo que he oído decir a su líder en varias entrevistas. Y lo que dice me deja boquiabierta y ojiplática.

Pues no suelta este hombre que quiere quitar la ley de violencia de género? y la de memoria histórica, y quitar las autonomías, y expulsar a los extranjeros… Sólo le falta decir que con Franco se vivía mejor (eso si no lo ha dicho)

En serio, lo poco que le oído a él, y a Trump, y a Salvini, y a Le Pen me suena tanto al discurso de Hitler, Musolini o Franco, que no entiendo cómo los que le votan no se dan cuenta.

Probablemente no saben que Hitler ganó unas elecciones antes del Holocausto, y que prometía lo mismo que prometen estos nuevos partidos de ultraderecha. Es populismo unido al odio a lo diferente. Una sarta de mentiras que mucha gente se cree y que en una ocasión acabó en millones de muertos y en una guerra mundial.

Por qué no se explica mejor quienes eran los fascistas del siglo pasado y todo el daño que hicieron?

La única manera de no repetir la historia es conociéndola

Anuncios

Gracias por elegirme

No es la primera ni la última vez que aprovecho la oportunidad que me brinda tener un blog para dar las gracias.

Y es que nunca puedo dejar de sentirme agradecida por tener las amistades que tengo. Amigas de toda la vida que ahí siguen, frente al tiempo, las adversidades y todo lo que se ponga por delante. Amigos que ceden parte de su tiempo para ayudarme en mis luchas. Compañeras de fatigas frente a las penurias que presenta la vida.

Personas que están ahí sin pedir nada a cambio.

Gente que ha decidido que sea parte de su vida.

A todas ellas, gracias por elegirme

Esas canciones pegadizas que odio…

Llevo dos días con una canción metida en la sesera. Qué digo canción!, estribillo simplemente. Incluso palabra, me atrevería a decir.

“Malamente”

Ahí está, introducida a fuego en mi cabeza por obra y gracia de las noticias de la radio y de la tele. Porque por lo visto la cancioncita lo “peta”, es lo más, y la cantante está nominada a no sé cuantos Grammys sin haber sacado ni un disco.

Pero si incluso dudo que la palabrita en cuestión esté reconocida por RAE (dios mío!! sí que está!! dónde vamos a llegar?) Siempre me ha sonado a falta de cultura (como asín en vez de así, o trabajemos en vez de trabajamos) y ahora está en boca de todos.

Bueno, y la cancioncita… tela con la cancioncita. Yo creo que se me ha pegado lo de malamente porque no entiendo casi nada de lo que dice. Y la música también se las trae. He rebuscado por las redes y es algo así como trap aflamencado (porque flamenco atrapado no suena a lo mismo, verdad? )

La cuestión, que la canción me pone de los nervios y encima se me pega… Me sorprendo a mí misma diciendo “malamente” con soniquete cuando menos me lo espero.

Ya me pasó con el dichoso “Despacito”, que tiene está hecho para aferrarse a las neuronas desocupadas (buscadlo en goolge y veréis), y a base de machaque en los medios, lo consigue. Y yéndonos un poco más para atrás el “ai se eu te pego” que ni siquiera sabía la gente ni lo que decía, fue grabado a fuego en las mentes de mucha gente inocente.

Y para que yo no sea la única con el dichoso “malamente” incrustado en mi mente, aquí os dejo un vídeo con la canción (y que disfrutéis del fin de semana repitiendo la tonadilla)