Cosas que no entiendo: el arte contemporáneo

Siguiendo con el tema “cosas que no entiendo”, hoy toca: El arte contemporáneo.
Cabe decir que me considero una persona relativamente amante del arte, visito los museos a menudo, y no sólo para decir que he ido. Disfruté como nunca cuando fui al Museo del Prado, pero me quedé fría en el Reina Sofía (salvo algún cuadro de Dalí) Y las obras de la exposición permanente del Museo de Arte contemporáneo del Baluart, me llaman la atención, pero nada más.

Ayer, aprovechando un paseo por Palma, y una lluvia persistente, me decidí a entrar a ver una exposición. Bueno, no fue una, si no tres, en el Caixa Fórum de Palma: “Zonas de riesgo”, “Dalí en las revistas” y “Los olvidados de Cabrera” Pero la que realmente me inspiró esta entrada fue la de “Zonas de Riesgo”.
Según la explicación dada por CaixaForum en su web: “Zonas de riesgo es una exposición con obras de la Colección de Arte Contemporáneo Fundación ”la Caixa” que propone una toma de conciencia de la compleja realidad en la que vivimos…. La exposición reúne doce obras, la mayoría creadas después del 2001, y algunas de inéditas en nuestro país. Son trabajos muy distintos, con soportes muy variados, que van desde la pintura, el vídeo y la fotografía hasta la instalación con materiales poco habituales en el arte. Se han escogido porque comparten muchas de nuestras propias inquietudes ante los múltiples riesgos que percibe nuestra sociedad globalizada. Son obras que no hacen manifiestos ni denuncias, sino que formulan una visión simbólica, a menudo ambigua e irónica, de nuestro entorno y de las transformaciones sociales, económicas y culturales que afectan a nuestras vidas.”
Pues tengo que admitir que no entendí prácticamente nada 😦 y os pondré un par de ejemplos para que me entendáis a mí.
La primera obra que te encuentras, nada más entrar, es “Guantánamo Museum”, una serie de maquetas de lo que quiere hacer una artista con la prisión de Guantánamo cuando ya no sea una prisión, junto con una lista de presos leída por un actor. Os juro que entre las maquetas había una chaise long (vamos, una butaca) que ejerce de silla eléctrica. Eso escapa de mi percepción de arte. Pero ya he dicho que no entiendo el arte contemporáneo.
Otra obra, de cuyo nombre no quiero ni puedo acordarme, consistía en una proyección de las gradas del estadio de fútbol de Maracaná dentro de una sala toda cubierta de una tela con los colores de la bandera de no sé que equipo de fútbol. Si ya me costaba pillar parte de la de Guantánamo, ya no os digo esta. Me quedé en la entrada, ladeé la cabeza ligeramente hacia la izquierda, como en las películas, y pasé a la siguiente obra.
A destacar la que menos me gustó, y eso que venía convenientemente explicada. Una performance, grabada y proyectada en una pantalla de televisión, en la que a una mujer le ponen un miriñaque que está atado al techo, como una alegoría de la prisión, y un vestido blanco encima. Luego se pone a cantar un aria, para a continuación, verse rodeada de guardias con pastores alemanes enormes que no dejaban de ladrar. Explicación proporcionada: Como alguien puede sentirse contento (canta un aria de ópera) cuando está cautivo. A ver, currárselo, se lo han currado, a mí no se me hubiera ocurrido nunca, pero en serio que no lo pillo.
Y como estos tres ejemplos, había 9 más. Algunos más inteligibles que otros, por lo menos para mí, pero igualmente difíciles de entender como arte para una mente no instruida como la mía. De todas maneras, decir que me comentaron que se entiende mejor con las visitas guiadas, y que no soy la única que ha encontrado la exposición algo difícil
Digo yo que es lo que me pasa es falta de cultura, así que si alguien hace el favor de explicarme algo, se lo agradeceré. Y los artistas también, porque así iré a ver más exposiciones de este tipo 🙂

Anuncios

3 comentarios en “Cosas que no entiendo: el arte contemporáneo

  1. Hombre, poco puedo ayudar porque a mí el arte contemporaneo… como que paso bastante de él (y él de mi). Me pasa como a tí que no lo entiendo.

    Sin embargo, creo haber pillado la referencia a Maracaná. Maracaná es casi el templo del futbol, está en Rio, grandísimas figuras han pasado por ahí etc etc… Ahora, si consideramos que el futbol es “el opio del pueblo” (o casi), la ironía sí que es posible pillarla… algo así como: el mundo va como el culo y sin embargo sólo se piensa en esto.

    El resto se me escapa completamente.

    Saludines

    Me gusta

    • Lo último. Me he apuntado a un grupo en el facebook para denunciar a un tío que como obra de arte encadenó a un perro y lo dejó morir de hambre. Si esto es arte, a mí que me lo expliquen.

      Me gusta

  2. Me pasa como a ti: no entiendo el arte contemporaneo. Aunque la verdad tampoco me interesa entenderlo. A mi me gusta ver los cuadros que reflejen algo real, esculturas que te muestren cosas que captes sin necesidad de suponer nada.

    Disfruté en El Prado e incluso disfruto viendo bodegones en los cellers típicos 😉 Pero eso de quedarme mirando algo y tener que averiguar qué es lo que se pretendía mostrar, no va conmigo.

    Y luego también depende de las formas. Una vez vi un reportaje sobre ARCO y recuerdo que había una “obra” que era una cuerda con ropa tendida, y otra que era una forma humana hecha con basura. La verdad es que ese “arte” no lo entiendo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s