No dejarse vencer

Ayer tarde estaba sentada en la sala de espera de la doctora, justo delante del gimnasio de rehabilitación. Y vi algo que me dejó impresionada.

Del gimnasio salió una niña, de unos 12 o 13 años a lo sumo, con parálisis cerebral. Andaba haciendo grandes esfuerzos para mover un pie detrás del otro, arrastrándolos prácticamente, y con la ayuda de una fisioterapeuta. Quizás esta imagen resulte impactante, incluso desagradable a algunas personas. Una imagen que te hace pensar lo injusta que puede ser la vida. Pero no, no resultó así, porque la niña salió del gimnasio con una sonrisa en la boca, y su fisio también. Salieron haciendo bromas, y a los cuatro pasos, la niña empezó a reir tanto, que perdió las fuerzas, y ella y su ayudante acabaron en el suelo, en medio del pasillo, riendo a carcajadas.

Los que estábamos allí sentados no pudimos evitar una sonrisa, y por lo menos yo, me alegré de que haya gente en este mundo que no se deje vencer por las circunstancias.

Anuncios

2 comentarios en “No dejarse vencer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s