Crónica de un concierto: Juan Perro en el Jazz Voyeur Festival

Por una de estas casualidades de la vida, hace unos días vi que se sorteaban entradas para ver a Juan Perro. Y como mi mejor amiga es una fan del susodicho, pasé a participar en tan magna lotería.
Si casualidad fue que me encontrara con el concurso, casualidad fue que me tocaran las entradas. Así que ayer, ni corta ni perezosa, me puse mis mejores galas y partí, rauda y veloz, a descubrir que me ofrecía este artista.
Tengo que admitir que sabía poco de Juan Perro. Tenía conocimiento de su aventura en solitario después de dejar Radio Futura, pero poco más. Radio futura, y su líder Santiago Auserón (alias Juan Perro), fueron uno de los máximos exponentes de la movida. Quien no recuerda sus apariciones en La bola de cristal? Yo sí las recuerdo, y valga decir que las recuerdo con cariño y nostalgia. La andadura de este gran grupo se extendió hasta la década de los 90, para dar paso a continuación a la aventura en solitario de su líder. Santiago Auserón se convirtió entonces en Juan Perro, dirigiendo sus raíces rockeras hacia el jazz y los sonidos más latinos.
En el concierto de ayer presentó su último disco, Rio Negro. Según palabras del propio artista, un disco basado en los sonidos de Nueva Orleans, cuna del mejor jazz y del mejor blues. Y eso fue lo que oí, buena música y buenas letras.
Parece mentira lo que pueden llenar un escenario dos guitarras. Dos guitarras y una voz como la de Juan Perro, que incluso abandonó por momentos el micro para deleitarnos con su potencia vocal en alguna de las canciones. Mención a parte se merece el acompañante, un guitarrista de los de quitarse el sombrero, que nos regaló varios solos de guitarra dignos del mismo B.B.King.
Así, con dos buenas guitarras y mejores canciones, se pasaron las dos horas de concierto, presentando las canciones nuevas y recordando algunas pasadas. Eso sí, sin concesiones a los seguidores de Radio Futura. Ayer el protagonista era el jazz y el blues… y Juan Perro consiguió que así fuera.

Para acabar, el estribillo de la canción con la que empezó:

A ver si cae un rayo que incendie corazón tras corazón
Así repite el eco en cada tronco hueco
A ver si cae del cielo una canción…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s