Los musicales. Un género que no deja indiferente

O los odias o te encantan, nadie permaece indiferente frente a un musical, sea en película o en teatro.
El género probablemente empezó a partir de las óperas, los singspiel,y barriendo un poco para casa, las zarzuelas. Porque qué es una ópera sino un musical en el que no hablan? Aunque, poniendonos más puntillosos, los primeros musicales, en el sentido actual, de hablar y cantar, sean los singspiele de Mozart.
Mozart, que de música sabía lo suyo, y de satisfacer a los espectadores, tres cuartos de lo mismo, combinó la creación de grandes óperas con otras, de estilo cómico (traducido del aleman, es cancion juego), en las que se mezclaba la parte cantada con la hablada. Así tenía ganado tanto al público culto y de alta alcurnia, como al público popular.
En España no iban a ser menos, y más que óperas, se popularizaron las zarzuelas. Eso sí, algo más tarde que los singspiele, pero con la misma intención: divertir a las clases populares.
Y un poco más avanzado el milenio, surgieron las operetas, obras generalmente satíricas en el París del siglo XIX, que también mezclaban partes habladas con partes cantadas.
Por alguna razón, el género mucical se quedó estancado en óperas, operetas y demás, hasta que algún iluminado “creó” los musicales. Cotilleando un poquito por internet, he encontrado que el primer musical, reconocido como tal, y representado en Broadway (no podía ser de otro modo) fue Show Boat, en 1927 (fuente: Musicales de Broadway) A partir de ahí, podemos empezar a contar: My fair lady, Cats, Los Miserables, … y la lista no decae si incluimos películas, desde las protagonizadas por Frank Sinatra o Gene Kelly, como Levando anclas o Un dia en Nueva York, hasta Mamma Mia o Todos dicen I Love you (por citar algunos de los más modernos), pasando por los paseos de Elvis por Hawai, o por la conocidísima Grease.

Pero por qué no deja a nadie indiferente? o aburre o divierte, o lo odias o te enamora. Yo soy de las que disfruta con una obra o una película musical, pero conozco muchos que no pillan la gracia a que en medio de un diálogo se empiece a cantar. En mi opinión, eso le da ritmo, una magia especial. Capta la atención del espectador. Pero si hasta Disney lo entendió, y no hay espectadores más difíciles que los niños. Pero claro, para gustos, colores, y tipos de teatro y géneros cinematográficos.
Para acabar, os dejo algunas de las canciones más famosas de los musicales

CATS

GREASE

SONRISAS Y LÁGRIMAS

MAMMA MIA

CANTANDO BAJO LA LLUVIA

MARY POPPINS

UN DIA EN NUEVA YORK

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s