Grupos III: las fases del grupo

No importa ser un experto para darse cuenta que todo grupo pasa por diferentes fases. La situación no es la misma al principio de formarse el grupo que cuando se llevan años compartiendo tiempo y objetivos.
La primera fase por la que pasa el grupo es la etapa de orientación o formación del grupo. En ese momento algunas o todas las personas que forman el grupo se encuentran por primera vez. Se hacen preguntas para conocerse, cada uno da su mejor cara e intenta hacerse una idea del grupo.
Una vez todos empiezan a conocerse, a coger confianza, entonces es cuando aparecen los conflictos. La gente se muestra más como es y es normal que haya diferencias. Grandes o pequeños, lo lógico es que los conflictos aparezcan, y lo lógico también es que se intenten resolver.
Si se supera esta etapa de conflictos, se pasa a la llamada fase de integración. De repente la gente se da cuenta que es mejor colaborar, que es beneficioso para todos, tanto individual como grupalmente. Es algo así como una etapa de cortesía, donde cada uno mira por si mismo, aunque con cierta moderación para no perjudicar demasiado al resto. Puede pasar que se baile entre esta etapa y la anterior, pero lo mejor es evolucionar.
Y se evoluciona hacia la etapa de eficacia, en la que el grupo tiene un objetivo común al que llegar entre todos. En un grupo eficaz, la gente disfruta de lo que hace, está orgullosa de ello. Es la fase ideal donde todo se hace bien, la relación es prácticamente perfecta y si no, siempre se intenta mejorar.
Pero nada dura para siempre, y antes o después, un grupo siempre llega a una fase de disolución, en la que una o más personas abandonan el grupo. Si el grupo ha llegado a una etapa de eficacia, y los lazos personales son fuertes, resulta una etapa dolorosa. Si no, simplemente es una evolución lógica del grupo y de la vida. Y la vida sigue.

Estas fases no siempre transcurren de manera lineal. Un grupo eficaz que recibe a una nueva persona puede volver a la etapa de orientación y de conflictos. Y un grupo en pleno conflicto puede pasar directamente a la etapa de disolución porque es imposible solucionar los problemas y continuar siendo un grupo. También puede pasar que un grupo se quede en la etapa de integración, en esa etapa de cortesía, y que no evolucione más. Los equipos de trabajo son un buen ejemplo de estos grupos en plena cortesía profesional.

Como es lógico, la forma de relacionarse, o de trabajar si hablamos de un equipo de trabajo, no es la misma en cada fase. Por tanto, siempre resulta útil saber en que fase está el grupo en el que te encuentras, para así poder actuar en consecuencia.

————————————————————-
Fuente: apuntes curso Dinámicas de grupo (Rosabel Rodríguez)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s