La zona de confort

Me parece que todavía no he escrito nada sobre la zona de confort, salvo en alguna lista de Robin Sharma, y creo que ya va siendo hora de hacerlo.
Cómo su propio nombre indica, la zona de confort es la zona donde estamos cómodos. Y no me refiero precisamente al sofá de casa. Una persona no sólo se siente cómoda físicamente, sino mentalmente, y ahí está el quid de la cuestión.
Siempre hay una postura mental, unas ideas con las que te sientes cómodo, y por tanto de las que no te apetece salir. Pero siguiendo con el símil del sofá, aunque estés la mar de cómodo, al final hay que levantarse y moverse un poquito si no quieres quedarte apoltronado.
Es bueno y necesario salir de vez en cuando de esa zona de confort que nos vamos creando. Es bueno ir ampliándola. Para ello, no importa hacer cambios radicales, porque lo normal es que reaccionéis mal. Lo mejor es ir introduciendo pequeños cambios. Por ejemplo, leer algo sobre un tema que te interese, pero sobre el que no sabes demasiado. O fijarte en algo distinto cada día. Quizás pensar en qué te gustaría mejorar, para luego mirar cómo puedes hacerlo. Cada persona tiene gustos e intereses diferentes, sólo hay que pensar un poquito y querer moverse.
Para que os quede un poquito más claro, os pongo un vídeo que me encanta y que explica qué es la zona de confort de forma amena.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s