Gracias

A veces parece que los astros se alían en contra de una y que la mala suerte se ceba en mi persona. Pero como no creo en la influencia de los astros ni en la suerte, no tengo a quien culpar de mis males y sinsabores, salvo a mí misma.

Necesito explicaciones que no encuentro, y motivos para no caer en un abismo en el que no quiero caer. Necesito saber que mi esfuerzo va a servir para algo.

Y hay días que lo necesito más que otros. Días en los que mi ánimo sube como la espuma, y otros en los que baja igual de rápido, como si mi vida fuera una montaña rusa. Hay días que la presencia incondicional de alguien es lo único que evita que me hunda en las profundidades. Días en que un simple “hola, cómo estás?” , o una sonrisa no demandada, consigue que remonte. Otros el sol brilla y eso es suficiente para seguir y estar al pie del cañón.

Pero estoy segura de que, sin esas personas que están ahí cuando estoy mal, sin pedir nada a cambio, no sería capaz de remontar. A ellos les debo todo y algún día se lo devolveré con creces. A ellos va dedicada esta entrada, con todo mi cariño.

Gracias

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s