Para presumir hay que sufrir? No, gracias

El otro día, bajo el implacable sol de verano, me quejaba de tener que llevar unos leggings negros.  Y digo tener, porque iba a hacer una exhibición de baile e íbamos todas uniformadas: leggins o pantalones negros largos y camiseta de colores vivos.

La cuestión, que a más de 30 grados, unos pantalones negros largos no resultan la prenda más adecuada.  El color negro absorbe el calor en vez de repelerlo, y el hecho de que fueran leggins no favorecía el paso de aire.  Y de eso era de lo que me quejaba. De calor. Con lo cómoda y fresquita que hubiese estado yo (y el resto, por supuesto) con unos pantalones más cortos.

En esto aparece en la conversación una compañera de fatigas, que toda seria me dice: “Pues no sé de que te quejas, te quedan mucho mejor los leggings negros que los pantalones cortos. Hija, para presumir hay que sufrir”

Qué? en serio alguien puede decir eso convencida? Pues yo no estoy de acuerdo. Me niego. Ya se encuentra sufrimiento suficiente sin buscarlo, como para ir buscandolo porque sí. No es mi filosofía de vida.

Puede alguien creer que sin sufrimiento no se puede sentir una guapa? Supongo que sí. Pero es que no creo que sea una idea correcta. En mi opinión, y por experiencia, sentirse bien consigo misma es lo  importante. No pasarlo mal para conseguir que alguien te diga “Oh, que guapa estás”

Ejemplos, hay para parar un tren. A mí me gustan los zapatos con tacón, pero a mis gemelos no les hace ninguna gracia, así que para qué fastidiarme los gemelos, por presumir?  los mismos leggins negros que ponía al principio, prefiero guardarlos para cuando hace algo más de fresco que agobiarme de calor porque se suponga que me quedan mejor. O, siguiendo con el calor, tengo que llevar los brazos tapados porque no los tengo supermegatonificados? Me depilo con cuchilla porque paso de quemarme, los tirones y los pelos enquistados de la depilación con cera.  Me encantan los pendientes grandes, pero si me molestan no me los pongo. Si hace frío me pongo una chaqueta, y si hace calor, me la quito. Y paso de abrasarme para coger color en verano, cuando mi piel no está preparada para ello.

Y podría seguir. Pero la idea principal que quiero transmitir, es que no creo que sea bueno ir por la vida pensando que hay que ir gustando al prójimo, y que si para ello es imprescindible pasar un mal rato, hay que pasarlo. Por qué no intentamos gustarnos primero a nosotros mismos? Seguro que eso evita sufrimientos innecesarios.

Se puede presumir sin tener que sufrir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s