Hay días…

Hay días en los que no entiendes por qué el tiempo pasa tan despacio. Días en los que quieres que ya sea mañana, o pasado mañana. Días en los que nada más abrir los ojos piensas si no se podría acabar ya el día. Días en los que, a la vez, piensas que tampoco tiene demasiado sentido que el tiempo pase rápido.

Hay días en los que todo te cuesta. Días en los que todo se hace un mundo. En los que se encoge el estómago y la negatividad campa a sus anchas.

De repente, en esos días, alguien te brinda una sonrisa, una frase o una mirada, y el día mejora, aunque sea sólo un poco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s