Pensamientos en la habitación oscura

Es curioso como, a veces, pensamientos, formas de pensar, que pensabas tener eliminados de tu mente, vuelven sin planearlo. Cosas que creías que ya no iban a aparecer por tu cabeza vuelven a estar ahí sin aviso previo.

Sabes que en el fondo no tienen lógica, pero se la encuentras. Entras en un sinfín de contradicciones contigo misma, entre la razón y la sinrazón. Culpas a las hormonas de ese desajuste mental e intentas que esos pensamientos pasen sin más, sin hacerles demasiado caso.

Y no sabes si es mejor contarlo o no. Si lanzarlo a los 4 vientos o recluirlo en una habitación oscura. No son grandes pensamientos, si no pequeñas ideas que aparecen sin más. Caben en la habitación oscura. Pero quizás eso es lo que pasa, que cada vez acaban encarceladas, y un día consiguen salir, o encienden una luz, y vuelven a aparecer, quizás con menos fuerza. Pero aparecen.

A lo mejor conviene pasar de ellas. Ocupar la mente en otras cosas. Seguro que así acaban entrando en la habitación oscura otra vez y apagando la luz. Y dejando que nuevas y mejores ideas campen a sus anchas por tu mente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s