No quiero dar pena

Cuando tengo una mala racha físicamente, y alguien me pregunta cómo estoy, tengo tres opciones: o decir que bien, y ahí se acabó la conversación, o hacer cachondeo con mis lesiones, o contar la verdad. La tercera opción queda reservada a momentos y personas clave.

Y esta semana he acudido a esa última opción alguna vez. El resultado, en una de las ocasiones, ha sido el último que quiero: que sientan lástima por mí.

Sí, tengo una enfermedad crónica. Sí, tengo malas rachas en las que se me acumulan lesiones. Sí, tengo días en los que los ánimos me abandonan. Pero cuando se lo cuento a alguien, lo que no busco es dar pena. No quiero que sientan lástima. Entiendo que puede ser una primera reacción. Probablemente yo también la tendría. Entiendo también que lo hacen desde el cariño. Pero mi intención no es que piensen: “pobrecita”. Mi intención es mostrar mi confianza en la persona que me escucha, quizás desahogarme con alguien, quizás buscar un poco de apoyo, un poco de cariño, quizás simplemente hablar… Sé que es difícil acertar en una situación así.

Simplemente no quiero dar pena a nadie. No quiero que nadie sienta lástima por mí.

Simplemente me basta con que los que están, sigan ahí.

PD: a los que estáis siempre ahí, todo el amor y cariño que no sé cómo dar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s