Dar las gracias emociona

Siempre he sido muy de agradecer las cosas, tanto por educación como por sentimiento. Si alguien hace algo por ti, lo mínimo es agradecérselo. Luego ya se complementarán las gracias si ha lugar.

El caso es que, a veces, las gracias no son un mero formalismo, si no algo que viene de dentro. Un sentimiento sincero que te toca la fibra y hace que broten emociones de forma incontrolada.

Llevo unos cuantos años en que algunas acciones provocan en mí tal sentimiento de gratitud, que a veces me desborda la emoción y acabo llorando. Puede ser una simple llamada, una pregunta interesándose por mí o ayudarme en algo que sea importante para mí.

Este fin de semana he recibido tanto apoyo y he dado tanto las gracias, y de manera tan sincera, que las lágrimas hicieron acto de presencia al final del día. Y dejé que brotaran. Qué sentido tiene no llorar cuando lo haces por algo bueno?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s