Vivir con dolor

Desde hace algunos años, no recuerdo cuantos pues mi memoria es malísima, siempre tengo algo dolorido. Algo está ahí recordándome su existencia mediante el dolor. Más fuerte o más débil, pero siempre constante. Y eso puede llegar a agotar.

Sé que hay gente que piensa que soy una quejica, una hiponcondriaca y una exagerada, y me lo han dicho a la cara. Tanto profesionales médicos como personas de confianza. Ya no discuto por ello. A los médicos les puedo enseñar un diagnóstico, una bonita mutación genética en el colágeno que da lugar a no menos bonito y desconocido Síndrome de Ehlers Danlos. A la gente de mi alrededor… Pues a algunos no sé qué decirles, paso de darles explicaciones, sobre todo porque a veces incluso yo me creo que exagero. Y estaría totalmente convencida de ello si no fuera porque la realidad me da una bofetada de vez en cuando, y mi cuerpo y los fisioterapeutas me piden que me cuide.

Son momentos en los que el dolor o las lesiones son varias a la vez, en los que andar me duele, escribir me duele, moverme me duele, comer me duele o simplemente me cuesta pensar. Esos momentos puedo afrontarlos de dos maneras: bien o mal. Y con mal me refiero a hundirme en el fango, llorar hasta hartarme, aislarme y preguntarme hasta cuándo. Por suerte cada vez menos veces bajo hasta el inframundo y me conformo con llegar hasta el sótano. Porque lo mejor es encararlo con deportividad, en plan: pues vale, que duela, ya dolerá menos un día de estos. De todas maneras es algo crónico, qué gano con autocompadecerme y querer que todo acabe si de todas maneras lo único que va a hacer es variar en intensidad?

Con esto no digo que haya que vivir en los mundos de yupi, porque el dolor está, y las lesiones están. Solo digo, y me digo, que hay que aceptarlo pero no darse por vencida. Permitirse algún día de bajón, porque todos somos humanos y si el cuerpo pide parar, la mente también pide abrir el grifo y soltarlo todo. Pero es que es lo que hay, la vida no es perfecta, y vivir con dolor es una de sus múltiples variantes. Hay que intentar vivir con ello y a pesar de ello.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s