No todo es lo que parece

Hace poco fui con unos amigos a ver un festival de cortos sobre música y baile. Algunos de ellos me gustaron, otros llamaron poderosamente la atención. Entre ellos el que os presento en este post.

Se llama Life in grey y es, en realidad, el videoclip de la canción del mismo nombre del grupo Point Point, especialistas en música electrónica.

El vídeo presenta lo que parece una clase de ballet, o una coreógrafa con sus bailarinas. Luego se transforma en algo parecido a un anuncio de Mago o de Zara. Pero no todo es lo que parece, y por eso hay que acabar de ver el corto ( ojo spoiler: si no te gustan las pelis de miedo no lo veas hasta el final)

A mí me pareció sencillamente genial

Anuncios

Exigencias

El otro día leí, no recuerdo donde, que la mayoría de mujeres se exigen más que los hombres. No me gusta generalizar, pero si eso es así, quiero salir de ese grupo.

Por qué razón hay que ser perfecta? Por qué tenemos incrustado en nuestro inconsciente que si no hacemos algo al 110% no está medianamente bien? Por qué hay que necesitar hacer las cosas mejor?

Salir de la zona de confort, ser feliz, hacer las cosas mejor… por dios, no somos máquinas ni todos pensamos igual, ni tenemos las mismas capacidades. Ni las mismas ganas.

Reivindico el no querer mejorar porque toca, el estar harta, el decidir algo que no implique sacrificarse. El no sentirse una desgraciada por no ser perfecta.

Que si se quiere mejorar, genial. Pero nadie es ni puede ser perfecto.

Y si te obsesionas con ello, mal vamos. Que lo sé yo por experiencia. Que para mí casi nunca hago las cosas lo suficientemente bien. Y se puede llegar a sufrir por ello.

Por eso lo mejor es ser como uno es y punto. Y si se quiere cambiar o mejorar, que sea porque uno quiere y no porque se sienta obligado a ello.

 

Turismofobia?

Parece ser la palabra de moda esta semana. Ataques realizados por cuatro exaltados publicitados por los medios de comunicación hasta la saciedad: pintadas en un autobús, paseo con bengalas por yates,…

No tengo muy claro que esto sea lo habitual, pero siempre hay algunos que llevan las protestas al extremo, por desgracia creo que es inevitable. Y es que la gente empieza a estar harta. Hablo en general, y generalizar siempre es malo, porque estoy segura que los habrá que están muy contentos con la situación actual.

Aquí (Mallorca) vivimos del turismo, pero hace un par de veranos que tengo la impresión que el turismo en la isla va a morir de éxito: atascos inhumanos en las carreteras, playas atestadas y sucias, hoteles con precios astronómicos, alquileres llevados al extremo, gente, gente y más gente.

Yo soy la primera que no aparezco en la playa antes de las 6 o las 7 de la tarde, y ni loca voy a playas que estén a más de media hora, porque el camino se puede convertir en dos y en no encontrar sitio para aparcar ni para dejar la toalla. Hay zonas completamente vetadas por estar llenas de borrachos a todas horas del día (lease Punta Ballena y Ballermann 6 ).

Y gracias a los dioses vivo en un piso en propiedad, porque los alquileres están por las nubes. El alquiler turístico, sea legal, alegal o ilegal, da tantos réditos que en algunos barrios de Palma es prohibitivo para alquileres largos, ya no sale a cuenta. Y hace como dos años que las noticias cuentan que la gente de fuera de Ibiza no acepta trabajos allí porque tiene que pagar más de alquiler de lo que cobran por trabajar.

La cuestión, que el vaso se va llenando, llenando y llenando, y está a nada de rebosar. Así que no me extraña que la cosa explote en cualquier momento. Que todo tiene un límite, y no sé yo si la cosa se quedará en unas pegatinas, unas pintadas o unas bengalas.

Y ya sé que el turismo es el medio de vida de más de la mitad de la población, pero sirve cualquier turismo? a cualquier precio? Ahí lo dejo

Entrevistas de trabajo y maternidad

Por suerte hace tiempo que no necesito hacer una entrevista de trabajo, pero he hecho bastantes a lo largo de mi vida laboral, y he visto y oído cosas que me han sentado como una patada en el estómago.

Algunas de las que me molestaron más, y que me hicieron decidir que si me llamaban les diría que no aceptaba la oferta, fueron:

Empresa 1: Tienes pensado tener hijos?

Empresa 2: Tienes pareja?

Empresa 3: Tu pareja pondría inconvenientes en que viajaras por motivos laborales?

En la época de estas entrevistas tenía alrededor de los 30 años. Todas las empresas eran de informática. Y yo era, y sigo siendo, mujer.

Todo esto me ha venido a la cabeza por la noticia aparecida estos días informando de la multa puesta a Iberia por hacer una prueba de embarazo junto con la entrevista de trabajo ( Iberia, condenada a pagar 25.000 euros por exigir test embarazo para contratar a mujeres )

Parece que para algunos, ser madre y trabajar es incompatible… Si una mujer quiere ser madre y dejar de trabajar, es su elección. Si un hombre quiere ser padre y dejar de trabajar, es su elección. A cuántos hombres les han preguntado en una entrevista de trabajo si van a ser padres, o si quieren serlo, o si tienen pareja y su pareja le va a poner trabas en su carrera profesional? poquitos, seguro.

Pero es que no deberían hacerlo. Ni a hombres ni a mujeres. Es ilegal ( http://www.eldiario.es/economia/Despedidas-embarazadas-discriminacion_0_663533861.html )

Pero bueno, vamos a hacer de abogado del diablo. La empresa parece que vela por sus intereses, porque si una mujer está embarazada, va a estar 16 semanas de baja por maternidad, más las que sean necesarias si el médico le da la baja antes por enfermedad, y luego si los niños están enfermos va a faltar para cuidarlos, y va a tenerlos que llevar al cole, y va a querer estar con ellos, …. Por lo tanto, parece que no es rentable. Conclusión: sólo contratar a una mujer si no puede tener niños y no tiene familia. Ya veo que lo próximo será hacer una prueba de fertilidad, porque lo de congelar los óvulos mientras estén trabajando para ellos ya se les ha ocurrido a algunos (http://www.lavanguardia.com/vida/20141015/54417134275/apple-y-facebook-financian-la-congelacion-de-ovulos-de-sus-empleadas.html)

Pues no!

Admito que no sé si la seguridad social cubre de alguna manera a la empresa en una baja por maternidad. Pero será igual que en una baja por paternidad, no? y hasta donde yo sé, las bajas maternales se pueden repartir entre los dos progenitores. Otra cosa es que se haga. Habría que plantearse el porqué. Y las reducciones de jornada para estar con los niños también las pueden pedir los dos. Y la conciliación laboral también es cosa de los dos.

Y ya sé que un embarazo no es una enfermedad, pero si en cuestión de faltar al trabajo se considera igual, según está máxima, no se debería contratar a nadie con tendencia a pillar la gripe. O que vaya en moto, porque puede tener un accidente y estar de baja. O que haga excursiones por si se rompe una pierna. O que piense mucho, porque tendrá dolor de cabeza…

Para cerrar, porque si sigo me enciendo, sólo una pregunta lanzada al aire: hasta cuando tener hijos se considerará incompatible con trabajar?