Criadas y señoras. Reflexiones sobre la película

El otro día tuve el placer de ver la película “Criadas y señoras”. Cuando la estrenaron en el cine, al final no fui a verla, no recuerdo por qué, así que aproveché que la ponían en el cine al aire libre.
Tenía cierta idea de la trama, la relación entre las criadas negras y las señoras de las casas en las que trabajaban, que las trataban prácticamente como esclavas en plena época de racismo exacerbado en los Estados Unidos.
Pero no solo es eso. La película destila defensa de la mujer por los cuatro costados. Se muestra que la mujer puede ser algo más que una esposa, que tiene derechos y opiniones, y que ser de una raza minoritaria no debería hacer que fuera menos persona. También muestra lo mala y perversa que puede ser una mujer cuando se lo propone.
A destacar cuatro de los papeles principales:
Skeeter: joven blanca, con ideales y principios que pone por encima de su familia y supuestas amigas, que tienen ideas totalmente contrarias a las suyas, y que además quieren que se case a toda costa. Su meta es trabajar, escribir un libro y dar a conocer sus ideas. No permite que le pisoteen, aunque su madre se pasa media película diciendo que es un desastre.
Aibileen: es la narradora de la película. Una mujer negra, que lleva toda la vida trabajando de criada y que cree que ya es hora de que se cuente la verdad. Ha criado a un montón de niños blancos, y su máxima es enseñarles que aunque sus madres no les presten atención ellos valen mucho.
Minny: dicen que es la mejor cocinera del estado, es la mejor amiga de Aibileen y ha tenido la desgacia de tener como jefa a una de las peores mujeres que he visto en la historia del cine. Además tiene un montón de hijos y su marido la maltrata. Eso no le impide tener la cabeza bien amueblada, aunque su genio a veces puede hacer que la pierda. Suya es una de las escenas memorables de la película, que no pienso contar por si alguien todavía no la ha visto.
Celia Foote: un personaje relativamente pequeño, pero que muestra a una mujer que no es como el resto, que sufre por no serlo, pero que al final, gracias a Minny y a su alegría y ganas de aprender, se da cuenta de que no necesita ser aceptada por la alta sociedad para ser feliz.

Mención a parte, el personaje malo y perverso de la película, Hilly Holbrook, mujer dominante y racista donde las haya, y el resto de sus “amigas” que hacen lo que ella manda y ordena. El contrapunto perfecto a las cuatro mujeres mencionadas al principio.

En fin, todo un alegato contra el racismo, la esclavitud en forma de trabajo indigno y a favor de la mujer inteligente e independiente. En resumen, una película que además de dar un buen mensaje, está muy bien hecha.
____________________________________________________________________

Nota: me han recomendado leer el libro, que por supuesto es mucho más completo y profundo que la película. En cuanto lo lea, ya os daré mi opinión

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s